Apartamentos rurales La Searila

Apartamentos rurales Castropol (Asturias)

 

Datos técnicos


Categoría: 3 llaves

Plazas: 15

Apartamentos: 4

Capacidad: 2 apartamentos: 3 pax | 1 apartamento: 4 pax | 1 apartamento: 5 pax

 

Fotos   Precios   E-mail   Eventos   Ruta GPS   

Teléfonos


699 069 091

 

Relacionado


Municipio de Castropol   Parroquia de Seares   Seares   Occidente de Asturias   Comarca de Oscos-Eo   Costa de Asturias   3 llaves   Apartamentos   

Descripción Apartamentos rurales La Searila


Un lugar de ensueño, unos días de descanso inolvidables.

Turismo rural y contacto con la naturaleza impregnada de sentimientos. Un escenario donde se recrea la historia de amor de La Searila.

Casonas:

  • Dos casonas (apartamentos) que recuerdan a los protagonistas de esta historia: Don Antonio y Doña Rosa.
  • Capacidad: 4 / 6 personas por apartamento.

Cabañas:

  • Dos cabañas (apartamentos) con el tiempo detenido, Emulan los lugares donde los protagonistas vivieron su especial historia de amor.
  • Capacidad: 2 / 4 personas por apartamento.

Los Apartamentos rurales La Searila

Doña Rosa

  • 2 habitaciones dobles (cama 135 cm)
  • 2 baños
  • Salón-cocina
  • Sofá-cama

Don Antonio

  • 2 habitaciones dobles (cama de 135 cm y 2 camas de 80 cm)
  • 2 baños
  • Salón-cocina
  • Sofá-cama
  • Wi-fi

El Río

  • 1 habitación doble (cama 135 cm)
  • 1 baño (acondicionado para minusválidos)
  • Salón-cocina
  • Sofá-cama
  • Wi-fi

El Mian

  • 1 habitación doble (cama 135 cm)
  • 1 baño
  • Salón-cocina
  • Sofá-cama

Todos los apartamentos incluyen:

  • Chimenea, aire acondicionado, TV plasma, microondas, tostadora, batidora, plancha y tendedero, lavadora, horno, vitrocerámica, nevera, secador de pelo y menaje.

Servicios en zonas comunes:

  • Recepción con Wi-fi y disponibilidad de ordenador, columpios infantiles, barbacoa, pérgola con mesa y bancos.

Servicios previa contratación:

  • Limpieza diaria, secadora, local social con capacidad para 30 personas.

Comarca

  • Los apartamentos La Searila están en el epicentro de la comarca Oscos Eo – A Mariña de Lugo – Occidente de Asturias.
  • A menos de media hora, en cualquier dirección, encontraremos una variedad de opciones turísticas donde se unen mar y montaña, difícilmente comparables en cualquier otra comarca de España.

Taramundi y Oscos

  • Villanueva, San Martín y Santa Eulalia componen la zona. Taramundi, cuna por excelencia del turismo rural en Asturias y en España, aporta la experiencia en este tipo de turismo.
  • Toda la comarca es el lugar ideal para programar un día en la montaña, con abundante oferta de rutas, museos y gastronomía.

Comarca del Eo – Reserva Natural de la Biosfera

  • Vegadeo, Catropol, San Tirso y Ribadeo son diferentes pueblos bañados por el rio Eo o la ría, en su desembocadura.
  • Vegadeo destaca por su Feria de Muestras anual, y sus mercados del sábado, junto al abundante número de actividades que organiza el Ayuntamiento en el Recinto Ferial y la Casa de Cultura.
  • Castropol, el pueblo más pintoresco bañado por la ría, con inmejorables vistas e insuperable gastronomía.
  • Ribadeo es el centro comercial de la zona, donde podemos encontrar multitud de oferta en cuanto a tiendas, bares y ambiente de copas.
  • La famosa Playa de las Catedrales encabeza la lista de innumerables calas y playas: Los Castros, Arnao, Penarronda…

Zona occidente

  • Tapia de Casariego, Navia y Luarca son las villas más importantes de la zona. Además podemos encontrar pequeños puertos marineros como Viavélez o Puerto de Vega, que son de un gran atractivo turístico.

Zona mariña lucense

  • Desde Foz hasta su límite con la provincia de A Coruña, toda la Mariña lucense es una ruta ideal para pasar el día. Playas de todo tamaño y condición y pueblos como Foz, Cervo (fábrica de la Cerámica de Sargadelos) y Viveiro aportan la diversidad que el viajero puede buscar.

Playas asturianas

  • Arnao: 13 km
  • Penarronda: 14 km
  • Santa Gadea: 15 km
  • Tapia: 17 km
  • Navia: 40 km

Playas gallegas

  • Los Castros: 28 km
  • Las Catedrales: 30 km
  • Reinante: 32 km
  • Las Islas: 33 km
  • Foz: 40 km

Localización

  • Seares es una parroquia situada en el extremo suroccidental del concejo asturiano de Castropol, en España.
  • Se encuentra en el occidente de Asturias, muy cercano a Vegadeo.
  • En la parroquia habitan 220 personas (INE 2008).
  • Es posiblemente uno de los pueblos más recogidos de toda la zona y tiene poco más de medio centenar de habitantes (53, según INE 2008). Su principal fuente de ingresos es el cultivo de tierras y el ganado. Sin embargo, ofrece su ya famoso Descenso Internacional de Seares, que forma parte del Campeonato Nacional de Carrilanas.

Posición GPS:

  • N 43° 28´ 55.20"
  • W 7° 1´ 24.69"

Lugares de interés

Castropol

  • Casco Histórico de Castropol
  • Figueras
  • Playa de Peñarronda
  • Playa de Arnao
  • Valle de Obanza
  • Monte Pousadoiro

Vegadeo

  • Piantón
  • Senda de los 12 puentes
  • La calle Arriba
  • Mazo de Meredo
  • Capilla de la Cal

Taramundi

  • Veigas
  • Castro os Castros
  • Teixois

San Tirso de Abres

  • Antigua
  • Goje
  • Palacio de Pacio

Villanueva de Oscos

  • Iglesia y Monasterio
  • San Cristóbal
  • Ermita y Tejo de Martul
  • Sierra de la Bobia
  • Sierra de Ouroso
  • Morlongo

Santa Eulalia de Oscos

  • Ferreira
  • Pumares
  • Ermita y tejo de Quintá
  • Ermita y Tejo de Busqueimado
  • A Valía

San Martín de Oscos

  • Palacio de Mon
  • Soutelo
  • Castro de San Isidro
  • Mina de Arruñada
  • Mina de la Excomulgada
  • Mina Carmina
  • Mina Pena Teixeira

Rutas de senderismo

 

  1. Ruta de Piorno
  2. Ruta de Mon
  3. Ruta de Monte Marón y Ascuita
  4. Senda Verde
  5. Ruta del Ferrocarril
  6. Ruta de la Pena do Encanto
  7. Ruta de los Arrieros
  8. Ruta de la Seimeira
  9. Ruta de Formón de los Ríos
  10. Ruta de la coba
  11. Ruta de la mina de as Tallas
  12. Ruta senda Verde das Carballeiras
  13. Ruta del Ouroso
  14. Ruta del Agua
  15. Ruta Teixo - Os Teixois
  16. Ruta de los Ferreiros
  17. Ruta de la Sierra de Eiroa
  18. Ruta de los Molinos
  19. Ruta del Estraperlo
  20. Ruta del Mazo de Meredo
  21. Senda de la Ría del Eo
  22. Ruta del Carballal de Salgueiras
  23. Ruta de los Bosques
  24. Ruta de la Bobia
  25. Ruta del Silencio
  26. Ruta das Zarras
  27. Senda del Augueira
  28. Senda costera Figueras - Castropol
  29. Senda costera cicloturista y peatonal del Occidente
  30. Ruta de las Minas
  31. Ruta de las Veigas

Museos y conjuntos etnográficos

Casa del Marco: Museo de la Casa Campesina

Villarquide – San Martin de Oscos

Centro de Interpretación de la Pesca en el Eo

El Llano – San Tirso de Abres

Mazo de Mazonovo

Mazonovo – Santa Eulalia

Museo Casa Natal del Marqués de Sargadelos

Ferreirela – Santa Eulalia de Oscos

Aula de la Naturaleza

Santa Eulalia de Oscos

Conjunto Etnográfico de Teixois

Teixois – Taramundi

Colección Museográfíca

Esquíos – Taramundi

Museo de los Molinos

Mazonovo – Taramundi

Casa del agua

Bres – Taramundi

Mazo de Meredo

Meredo – Vegadeo

Ecomuseo del pan

Santa Eufemia – villanueva de Oscos

Centro de Interpretación de la Arquitectura Tradicional Asturiana

Martul – villanueva de oscos

Museo del Telar

Taramundi

Casa- Museo de la Cuchillería Tradicional

Pardiñas - Taramundi

Dónde comer

Castropol

  • Casa Vicente - tfno. 985635051
  • Marisquería El Risón - 985635065
  • Peña Mar - 985635006
  • Peñalba - 985636166
  • Asador San Roque - 985635042

San Martín de Oscos

  • La Marquesita - 985626002

Santirso de Abres

  • Amaido - 985476394

Santa Eulalia de Oscos

  • Casa Pedro - 985626097
  • Mesón La Cerca - 985626041
  • Sidrería Veredas - 985626208

Taramundi

  • Casa Paulino - 985646736
  • Casa Petronila - 985646874
  • El Mazo - 985646736
  • Los Arándanos

Vegadeo

  • Vega de Villar - 985476266
  • Sidrería Casa Jano - 985634126
  • Sidrería La Barrica - 985634057

Cómo llegar

  • A-6 desde Madrid
  • A-66 desde Oviedo a Gijón y Avilés
  • A-8 desde Avilés a Luarca
  • N-632 desde Avilés
  • N-634 desde Galicia costa
  • N-640 desde Galicia por San Tirso
  • AS-22 por Castropol

Distancias

  • Oviedo: 149 km.
  • Lugo: 88 km
  • Santiago: 213 km.
  • A Coruña: 174 km.

Aeropuertos

  • Asturias: 73 km
  • Coruña: 167 km
  • Santiago: 213 km

Autobús

  • ALSA - tfno. 902422242
  • Estación más próxima: Vegadeo
  • ARRIVA - 902277482
  • Estación más próxima: Ribadeo

Tren

  • FEVE - tfnos. 98592381/985982381
  • Estación más próxima: Vegadeo

Fiestas en Seares

Descenso Internacional de Carrilanas

  • Último fin de semana de Agosto.
  • Carrera de Autos Locos, Carrilanas, Goitiberas, Carretrons, Gravity Bike y Dirt Surf. Todas son modalidades de descenso sobre ruedas, en vehículos de construcción casera y sin motor. El evento de Seares es mucho más que una simple carrera, es un fin de semana completo en torno al mundillo de la artesanía y la velocidad.

Fiestas del Carmen

  • Último fin de semana de Julio o primero de Agosto.
  • Muy famosas por su espectacular CHURRASCO DE SEARES, costillar de ternera asado a la estaca durante 6 horas, cuyo resultado sorprende al más exquisito paladar.

Fiesta de las castañas

  • Fin de semana más próximo al 22 de Noviembre, festividad de Santa Cecilia.
  • Magosto de castañas, GRATIS, para todo el que se acerque y RAPELA DE ARENQUES, empanada de harina de maíz y arenques.

Leyenda: La Searila

Es Seares un pueblecito ameno y pintoresco del concejo de Castropol cerca de la línea del Eo, esa lírica línea de agua que une y separa a un tiempo a Galicia, la dulce, de Asturias, la brava. Y en Seares vivía por aquellos años un matrimonio de hidalgos bien acomodados que habitaba una casona blasonada con honores de palacio campesino.

Eran don Pedro Pérez Castropol y su mujer doña Rafaela Abella Fuertes gentes de abolorio que procedían de claros linajes de Luarca. Tuvieron dos hijas. Una de ellas casó con uno de los hijos del Marqués de Santa Cruz; la otra, doña María Rosa, nacida en 1814, fue la protagonista de esta extraña y emocionante historia.

Doña María Rosa fue una mujer de belleza realmente tan deslumbradora que conmovió con ella a toda la comarca. Era, por antonomasia, «la bella de Seares». «La Searila», muy codiciada por los mayorazgos de la región. A los veinte años la sin par y noble doncella se enamoró de un galán vecino, hidalgo del cercano solar de Piantón, del Concejo de Vegadeo, llamado don Antonio Cuervo y Castrillón. Él era letrado y magistrado de gran porvenir. pues, pese a su juventud. de veintitantos años, había sido ya Fiscal de Audiencia y Gobernador de provincia (Jefe Político se les llamaba entonces).

Don Antonio y doña Rosa se conocieron en plena naturaleza, un día de verano. Ella estaba junto a un arroyo, jugando con los lindos piececitos desnudos en el agua. Él pasaba en un caballo tordo de ojo vivo y cabeza acaramelada. Fueron, al principio, unos amores contrariados y novelescos, con señales en los balcones y citas en las cabañas de los leñadores y carboneros, hasta que terminaron al fin en una boda secreta que se celebró en una ermita próxima. Luego vino el perdón de las familias y la gozosa luna de miel.

Doña Rosa y don Antonio se amaron muy románticamente, con toda exaltación que el estilo de la época sabía poner en estos eternos lances del amor. Pero él tuvo que partir para una ciudad próxima de cuya provincia era Jefe Político, y La Searila se quedó sola, mirando los caminos verdes por donde se fue y había de volver su amor. Corría el año 1836 y eran días difíciles y sangrientos para Asturias. Las tropas carlistas del invicto Gómez batían a los liberales, tomaban a Oviedo por asalto, constituían los batallones legitimistas del Principado y, con las hileras de sus boinas coloradas, marcaban una huella sangrienta y gloriosa por los valles y los picachos de aquella agreste topografía.

En el otoño de 1836 doña Rosa —enferma hacía tiempo de tisis, que es la enfermedad típica que idealizó el romanticismo— murió al dar a luz una niña, que tampoco la sobrevivió. Al saber su mal y con esperanzas de encontrarla todavía viva, don Antonio corrió sin temor a los peligros de la guerra. Fue un viaje desesperado, una carrera desalada. Cerca de cuarenta leguas por malos caminos, en los que reventó cuatro caballos. Pero cuando llegó un atardecer de noviembre —el mes romántico por excelencia—, su amada yacía bajo un mármol del cementerio de Seares. Entonces, furioso, desesperado, en pleno delirio, como un personaje de Byron o de Young, como el coronel Cadalso, se fue aquella noche al cementerio, abrió la tumba, abrazó el cuerpo de la esposa y le cortó un mechón de sus cabellos. La tradición local le recuerda desesperadamente poseído en un diálogo imposible y macabro con el cadáver de la bien amada, bajo una luna que envolvía en mantos de tibia luz los cipreses ojivales del camposanto, como si fueran centinelas o espectros.

Pero la estampa romántica y trágica no terminó ahí. Don Antonio, enloquecido de dolor, renunció a sus cargos, a su porvenir, y se encerró en la casona solariega. Allí compuso una bellísima «Elegía a la amada muerta», «A la Searila», «A la bella de Seares».

Son unos versos largos y angustiosos, de cuidada retórica, que bien pueden tomarse como típicos de un estilo poético dominante en la época. En estas páginas se reproduce la versión más autorizada del poema.

El fúnebre poeta solía recorrer enloquecido los campos y las playas por donde antes paseara su amor triunfante, pero ahora salía solo y de noche, como un fantasma pavoroso, recitando sus versos y accionando como si increpase a los árboles, a las olas, a la luna, que habían sido callados testigos de su dicha. Así vivió de una manera desesperada y delirante años de agonía y dolor hasta que fue a unirse en «el más allá» con La Searila inolvidable.

Es lástima que esta historia real no hubiese sido conocida por alguno de los grandes poetas o novelistas de la época. ¡Qué drama o qué novela romántica hubiesen podido componer con ella!

Pero el pueblo no olvidó la tragedia vivida ante sus ojos. Los versos de La Searila corrieron de boca en boca y fueron aprendidos —deformados— por el pueblo, que los cantó como un romance. Durante más de un siglo la letra de una «Searila», popularizada con música del país, fue dicha en las romerías, «esfoyazas» y «filandones» y ha pasado a ser hoy día pieza de eruditos y folkloristas.

Todos estos hechos ciertos, históricos, comprobados por la investigación erudita, suponen una acumulación tal de los tópicos del mundo romántico como pocas veces habrá tenido lugar en un suceso de la realidad: Amor, pasión, destino contrariado, abandono, soledad, nostalgia, tisis, muerte, desesperación, desenterramiento, luna, ruinas, bosques, paisaje verde, mar rumoroso y fondo de pueblo que sirve de coro a la tragedia y llora las desdichas de los protagonistas, cantándolas con voz quejumbrosa de salmodia. Ni uno solo de los ingredientes de aquella literatura especialísima que creó el romanticismo faltan en esta historia de La Searila.

Poema de La Searila

Solitaria mansión del sepulcro.

Sólo en ti mi esperanza se encierra.

Que, perdido mi amor, es la tierra.

Un abismo de mal para mí.

Negro abismo, que ahoga implacable

En un mar de tristezas mi alma.

¡Qué de Dios la piedad me dé calma!

¡Ay, Searila, reuniéndome a ti!

Un profundo clamor en mi pecho,

Que te llama y evoca constante,

Sin que pueda acallarlo un instante

De mi vida angustiada y febril.

Espantosas tinieblas me cercan

Y entre ellas venirte a mi veo.

¡Fantasía! ¡Ilusión del deseo!

¡Que, ay, Searila, no vienes a mí!

¡Cuántas veces gozosa conmigo,

Embargada de amores suaves,

Escuchaste el cantar de las aves

En las dulces mañanas de abril!

Poco tiempo duró nuestra dicha,

¡Y cuán presto acabó mi fortuna!

Pues no quiero tampoco otra alguna

¡Ay, Searila, viviendo sin ti!

Pavorosa visión yo recuerdo

Cuando trémula tú me decías

Que en fatídicos sueños veías

De tu tumba la lápida abrir.

Del destino, cruel anticipo,

Que alejaba de mí la alegría,

Se cumplió la fatal profecía,

¡Ay, Searila, pues vivo sin ti!

En tus brazos morir, ¡qué consuelo!

Conmovida otra tarde dijiste,

¡Infeliz! Y siquiera me viste,

Expirando apartada de mí.

Niña aún y tan sola muriendo,

¡Cuán amargo el morir te habrá sido!

Sin oír el acento querido!

¡Ay, Searila, anhelado por ti!

De la vida en el último aliento

Tu tristísima voz me llamaba.

¡Desdichado de mí! ¿Dónde estaba

Que a tu angustia no pude acudir?

Por los campos buscando tu huella

Yo corrí con frenético empeño,

Y hoy, perdido, paréceme un sueño,

¡Ay, Searila, que viva sin ti!

Yo corrí desalado y ansioso

Por caminos que incendia la guerra,

Y al llegar, ¡ay de mí!, bajo tierra,

Yerta, inmóvil, sin vida te vi.

A la luz de la lívida luna

Tu belleza, que intacta aún estaba,

Con pupila sin fuego miraba,

¡Ay, Searila, posándose en mí!

De tu yerta cabeza, la seda

Yo corté con mi trémula mano

Y tus sienes de hielo, en vano,

Con mi llanto y mi beso encendí.

Entre flores, mi Rosa, una rosa

Con su pompa y sin par lozanía,

Roto el féretro yo te veía,

¡Ay, Searila, mirándome en mí!

Tu recuerdo mi alma devora,

Y hasta el fondo taladra mi pecho,

Sin poderme sentir satisfecho,

Que apetezco cual nadie sufrir.

Lo apetezco y la vida me enfada,

Y así más me consumo y me mato,

Pues no quiero me acuses de ingrato

¡Ay, Searila, si vivo sin ti!

Abomino de vida sin cielo,

Donde ver de tu sol los fulgores,

Que risueñas no alegran las flores

Cuando el alma se siente morir.

Y alegrarme jamás yo no puedo

Ni pagarle al amor más tributo,

Ni otras glorias del mundo que el luto,

¡Ay, Searila, que llevo por ti!

Sola ahora y por todos dejada

En el lecho sin fin de la muerte,

Pues no hay nadie que aquí venga a verte

Si no viene tu amante infeliz.

Soledad a tu lado es mi vida,

Que sin ti toda vida es desierto;

No respiro, mi ser está yerto,

¡Ay, Searila, si no es junto a ti!

Navegando, la pálida luna

Por la bóveda inmensa del cielo,

Que comprende parece mi duelo

Y no quiere como antes lucir.

De la noche durante el silencio

Tu sepulcro besando acompaña

Y en tristeza profunda me baña,

¡Ay, Searila, velándote a ti!

Mustia ahora la frente doblada

Sobre el pie de la lápida fría,

Yo te espero, ¡oh mortal agonía!,

Como el ángel que mira por mí.

Yo te llamo, el momento se acerca,

Que en el cielo, felices y amantes,

Nuestras almas se junten como antes,

¡Ay, Searila, pues muero por ti!

Dirección Apartamentos rurales La Searila


Dirección postal: Seares.

SearesCastropolComarca de Oscos-EoOccidente de AsturiasCosta de AsturiasAsturiasEspaña

Dirección digital: 8CMP8WW7+WH

Registro de actividades turísticas del Principado de Asturias: AR-600-AS

 

Información complementaria


Sitios de EuroWeb Media sobre Asturias


Escudo de Castropol


 

Es utilizada por el ayuntamiento sin sanción legal, se dice que había una actas de finales del siglo XIX, donde había un acuerdo de adopción de armas y colores pero sin la utilización de la corona real.

Este concejo tuvo varios escudos, incluso dentro del mismo escudo se fueron haciendo diferentes sustituciones, así quitaron el águila y pusieron la Cruz de los Ángeles, o poniendo una corona real.

Lo que sí hay es un gran parecido del emblema actual del municipio de Castropol con las del linaje de Ron, originario del concejo.

Su emblema es:

Torre o castillo con tres almenas sobre el un águila, sobre su cabeza un cuerno, refiriéndose a él como el cuerno de la abundancia, y a cada lado de la torre una palma.

Escudo del Municipio de Castropol

Castropol

 

 

Mapa de situación del municipio de Castropol


 

Castropol

Municipios limítrofes con Castropol:

Boal | El Franco | Tapia de Casariego | Vegadeo | Villanueva de Oscos

Comarca de Oscos-Eo


 

No importa qué dirección tome: el visitante que recorre la comarca Oscos-Eo se acaba encontrando con el mar. Siguiendo el río Eo hasta Castropol, el Cantábrico; si avanza hacia el interior, un mar verde de bosques y valles; y en todas partes, un mar de pizarra, el material que recubre la arquitectura tradicional de la zona. El caminante se convierte en navegante a través de un territorio, Reserva de la Biosfera, que conserva su pureza natural, preservado del paso del tiempo.

La Comarca de Oscos-Eo es la más occidental de Asturias, en el límite con la provincia de Lugo, a unos 150 kilómetros de Oviedo. La integran siete concejos: Castropol, San Martín de Oscos, San Tirso de Abres, San Martín de Oscos, Taramundi, Vegadeo y Villanueva de Oscos. El territorio que recorre el río Eo ocupa una extensión de 502 kilómetros cuadrados y recientemente se ha convertido en la quinta Reserva de la Biosfera de Asturias.

La Franja más occidental de Asturias, colindante con Galicia, es la zona de Oscos–Eo. Imponentes bosques, valles sosegados, y pueblos que conservan la arquitectura tradicional, en la que predomina la pizarra. Desde Castropol y Vegadeo, podemos continuar el periplo por San Tirso de Abres, San Martín, Santa Eulalia y Villanueva de Oscos y Taramundi. Destacan los conjuntos etnográficos de Mazonovo y Os Teixois, ejemplos bien conservados de mazos, fraguas y molinos tradicionales.

Qué ver

  • Villas marineras de Castropol y Figueras.
  • Palacio de Mon y Casa del Marco en San Martín de Oscos.
  • Pueblos del Camino de Santiago y senda del Eo en San Tirso de Abres.
  • Cascada A Seimeira y Conjunto Etnográfico de Mazonovo en Santa Eulalia de Oscos.
  • Conjunto Etnográfico de Os Teixois y Museo de la Cuchillería y del Telar en Taramundi.
  • Mazo de Meredo en Vegadeo.
  • Monasterio de Santa María, Ecomuseo del Pan y Minería en Villanueva de Oscos.

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

EuroWeb Media, SL, es el único titular de los derechos de propiedad intelectual e industrial de las fotografías, visitas virtuales y textos que muestra en sus sitios web, ocasionalmente algunos textos pueden pertenecer a otros autores. En consecuencia, no está permitido suprimir, eludir o manipular el aviso de derechos de autor («copyright») y cualesquiera otros datos de identificación de los derechos de EuroWeb Media, S.L. Asimismo está prohibido modificar, copiar, reutilizar, explotar, reproducir, comunicar públicamente, hacer segundas o posteriores publicaciones, cargar archivos, enviar por correo, transmitir, usar, enlazar / linkar, tratar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte las fotografías, visitas virtuales y textos si no se cuenta con la autorización expresa y por escrito de EuroWeb Media, SL. EuroWeb Media, SL siempre publica una obra fotográfica compuesta por un número variable e indeterminado de fotografías que forman un conjunto único, inseparable e inmodificable como se considera en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual española.

Referencia

03330170811 0200000 0333 0333017 150927 0202000 033301708 0202005

Última actualización

17/8/2020