Apartamentos Casa El Majo I


Apartamentos turísticos Asturias

 

Datos técnicos


Categoría: 1 llave

Plazas: 5

Capacidad: 1 apartamento: 5 pax

 

Precios   Oficina turismo   Ayto   Eventos   Ruta GPS   ¿Propietario?   

Teléfonos


985 734 890679 287 973

 

Relacionado


Municipio de Siero   Parroquia de Valdesoto   Lliceñes   Centro de Asturias   Comarca del Nora   Montaña de Asturias   1 llave   Apartamentos   

Descripción Apartamentos Casa El Majo I


Casa de dos plantas situada en Valdesoto que destaca por su intenso asociacionismo y también por sus fiestas, dedicadas a San Félix, el segundo fin de semana de agosto, en las que se celebra el Desfile de Carrozas, fiesta declarada de interés turístico regional en 2002, en el municipio de Siero a 4 km de la capital del concierto Pola de Siero.

Casa el majo cuenta con barbacoa, jardín, muebles de jardín, terraza, baño compartido, calefacción, cocina, comedor, sala de estar, televisión, acceso internet, lavado de ropa.

La casa dispone de dos plantas en las que encontramos una cocina totalmente equipada con todo de menaje, más lavadora, nevera y microondas, sala de estar con televisión.

Cuenta con una capacidad para 5 personas distribuidas en dos habitaciones de matrimonio y una individual y 3 baños completos.

Servicios establecimiento

  • Calefacción
  • Lavadora
  • Aparcamiento
  • Televisión
  • Salón con televisión

Servicios complementarios

  • Jardín
  • Transporte público

Dirección Apartamentos Casa El Majo I


Dirección postal: Leceñes.

LliceñesValdesotoSieroComarca del NoraCentro de AsturiasMontaña de AsturiasAsturiasEspaña

Dirección digital: 8CMP8WW7+WH

Registro de actividades turísticas del Principado de Asturias: AT-217-AS

 

Información complementaria


Sitios de EuroWeb Media sobre Asturias


Historia de Siero


 

Siero es un concejo con Historia. Desde tiempos remotos ha conocido asentamientos de población. Sus primeros vecinos datan ya de la época prehistórica pasando por la cultura castreña y la colonización romana. En la Edad Media se otorga la Carta Puebla de Siero.

Sufre el concejo durante el siglo XIX la invasión de los franceses. Una historia plagada de sucesos, pero con un solo destino que se mantiene: la prosperidad y el futuro.

Prehistoria

El territorio que actualmente configura el concejo o municipio de Siero, que no coincide con el asignado por Alfonso X en la Carta Puebla, estuvo habitado desde época paleolítica, como demuestran diversos yacimientos prehistóricos que se encuentran dentro de sus límites.

La zona más claramente poblada sería el cuarto noroccidental del concejo, concretamente el territorio ocupado por las actuales parroquias de Argüelles, Lugones y Anes, aunque en Limanes y Vega de Poja se encuentran algunos de los restos más interesantes. Aparece un grupo de cuatro túmulos en el Alto de la Mayá (Espinera) y otros tres en el «Cantu Negru» (Bobes).

Otros yacimientos son:

—Conjunto lítico de Meres (parroquia de Tiñana).

—Yacimiento de Regueru del Campón, en la parroquia de Argüelles.

—Paredes, situado en Lugones.

—Conjunto lítico de Vallín, situado en la parroquia de Limanes.

Cultura castreña

Existen testimonios de la cultura castreña reconocidos, entre ellos los siguientes:

—Castro del Pico Castiello, en la parroquia de La Collada.

—Castro El Castiello, en la parroquia de Tiñana.

—Castro La Canterona, Fozana de Arriba, en la parroquia de Tiñana.

—Castro El Cuitu, en la parroquia de Valdesoto.

—Castro La Torre, en la parroquia de Lugones.

—El Picu Castiello, en la parroquia de Marcenado.

—Castro Monte Les Muries, Las Folgueras, en la parroquia de Lugones.

Colonización romana

La primera colonización que va a afectar a Asturias fue la romana. Su conquista debió de resultar difícil ya que para liquidar de una vez las guerras cántabras hizo falta la presencia del mismo emperador romano, Octavio Augusto, hacia el año 19 a. de C. La batalla final tuvo lugar en el monte Vindio, sobre cuya localización no se ponen de acuerdo los más importantes historiadores de Asturias.

La colonización romana dejó huellas en el concejo de Siero, entre ellas vías de comunicación y algunos puentes como los de Colloto, Bergueres o Lugones, así como el de Pola de Siero, que contaba con dos arcos emplazados sobre el río Seco y que fue destruido en torno al año 1886.

Edad Media

Llegado el siglo X, encontramos la primera referencia escrita sobre Siero, concretamente en el año 905, en el que el rey Alfonso III, llamado El Magno, dona a la basílica ovetense la iglesia de Santa María de Tiñana, así como la de San Martín de Siero: «... et Santi Martini de Siero et eclesiam, con una gran sierra y bosques en la villa de Cardes, así como la villa de Aveno en su integridad». Otras donaciones de iglesias situadas en el territorio de Siero fueron hechas a la misma basílica ovetense, como la de San Félix de Hevia en el año 967.

El descubrimiento del sepulcro de Santiago en el siglo IX posibilitó de forma clara el poblamiento de estas tierras. En efecto, como señala Juan Uría Ríu en su obra «Las fundaciones hospitalarias en los caminos de peregrinación a Oviedo», hay tres elementos principales en las mismas: las reliquias, los peregrinos y la atención hospitalaria. Esta atención hospitalaria surge de forma muy temprana en Siero: en 1141 se funda un hospital en la ruta conocida como Camino de la Costa y se conocen además los términos de la donación que de este hospital hizo María Ordóñez al monasterio de San Vicente de Oviedo, diciendo que ella misma lo había construido con sus manos desde los cimientos y que se hallaba situado en el valle de Siero, en el lugar conocido como Río Seco.

No fue éste el único establecimiento hospitalario que hubo en el concejo, pues se conoce además la existencia de una malatería en Marcenado desde el año 1274 (una de las primeras fundadas en Asturias), así como de otra establecida en La Paranza, cuya primera noticia es de 1266. Ambas leproserías cumplieron su función hasta el año 1778 más o menos.

Carta Puebla de Siero

El siglo XIII iba a ser de capital importancia para la región como consecuencia de una inteligente política repobladora encaminada a la concentración de la hasta entonces dispersa población rural.

El reinado de Alfonso X va a ser clave para el proceso fundacional de las pueblas, teniendo éstas como fin concentrar la población en ciertos lugares y organizar mejor sus actividades, tanto de índole económica como administrativa.

En el año 1270, concretamente el jueves 14 de agosto, el rey Alfonso X El Sabio, concede carta de población a los hombres de la tierra de Siero, en la que localiza el lugar y el día de mercado:

«Estos derechos e estos realengos lles damos en tal manera que ellos poblen en el lugar que dizen la albergueria de San Pedro, e que fagan y villa e todos los que poblaron que fagan y las mayores casas pobladas y ençierren y so pan e so vino.

»Otrossi, lles otorgamos que fagan y mercado cada semana el ida del martes, e que todos aquellos que y venieren que vengan e vallan seguros assí commo en todos los mercados de Asturias».

Continúa la carta concediendo el Fuero de Benavente y fijando los límites territoriales, así como las cantidades de dinero a pagar al merino y al representante real.

A pesar de esto, los vecinos de Siero no hacen efectivas de forma inmediata las disposiciones reales, lo que facilita que el hijo de Alfonso X, llamado Sancho IV, olvidando las disposiciones de su padre, conceda al territorio de Siero como término municipal de Oviedo en 1287. Cuando muere Sancho IV, su hijo Fernando IV es un niño, por lo que su madre, María de Molina, ejerce la Regencia, y es precisamente en esta época (1305) cuando Rodrigo Álvarez de las Asturias obtiene de la regente el señorío de Siero y permite a los vecinos la constitución del municipio en 1310, es decir, 40 años después de la concesión real para poder llevarlo a cabo.

Es normal en las cartas pueblas que el lugar designado para el emplazamiento del futuro núcleo urbano coincidiese con la existencia de algún establecimiento anterior a la nueva fundación, establecimiento que actuará en cierto modo como elemento generador de la incipiente agrupación urbana, nacida y desarrollada en su entorno. En el caso concreto de Siero, este establecimiento fue, como ya hemos dicho, la alberguería de San Pedro, fundada más de cien años antes por María Ordóñez como hospital de los pobres. En la Carta Puebla la determinación del alfoz se lleva a cabo en el mismo escrito fundacional, que incluye la donación a los pobladores de los territorios comprendidos dentro de una demarcación. El deslindado en la carta fundamental comprende parte del concejo de Llanera, los municipios de Sariego y Noreña íntegramente, parte de Gijón, Villaviciosa, Langreo y Nava y algo de Bimenes y Oviedo.

Otro privilegio muy importante era el de poder celebrar mercado una vez a la semana; de esta forma, la función comercial de la puebla queda canalizada a través de ese mercado.

Durante el reinado de Alfonso XI, hijo y sucesor de Fernando IV, no ocurre ningún hecho destacable en la naciente puebla de Siero pero a su muerte se desatan una serie de luchas por la sucesión que dividen al concejo en partidarios de ambos bandos; así, mientras Pedro I concede en 1351 una serie de privilegios a San Martín de Anes como premio a su fidelidad, el resto se muestra partidario de Enrique II de Trastámara. Éste, que ya estaba vinculado a la tierra de Siero antes de su acceso al trono por haberla recibido de herencia por parte de su padre adoptivo, Rodrigo Álvarez de las Asturias, concedió el 24 de abril de 1370, como premio a los servicios que los habitantes de Siero le habían prestado durante la contienda, una serie de privilegios que los declara exentos de numerosos impuestos.

Constitución del Ayuntamiento de Siero

Este concejo constituyó Ayuntamiento como tal en 1504.

Eligió Siero representantes para concurrir a las Juntas Generales del Principado y a Siero correspondía el asiento número nueve de prioridad. Sus oficios habían de ser desempeñados por hijosdalgo u hombres buenos, como se solicitó del monarca y al fin dispuso la Real Chancillería de Valladolid en 1658.

En 1827 se incorporan al concejo de Siero los cotos y jurisdicciones siguientes:

—Noreña, que más tarde se disgregó y formó municipio independiente.

—Marcenado, con Ayuntamiento en 1744, de cuyo coto fueron dueños los marqueses de Santa Cruz de Marcenado.

—La Paranza, coto que en 1645 enviaba delegados a la Junta General del Principado y que en 1744 formaba Ayuntamiento. —Arenas, igualmente con municipio en 1744.

En el territorio de Siero se hallaban incluidos, además, los cotos de Mieres de Limanes, de Valdesoto y el de Tiraña (Laviana).

Siglo XIX

A principios del siglo XIX sufrió el concejo de Siero, como todo el país, la invasión de los franceses (guerra de la Independencia). En mayo de 1808 fue decisiva la intervención de Siero para el triunfo de la causa de Asturias contra los franceses ya que en Siero existía un batallón dirigido por el alférez mayor Ramón García Bernardo.

Siero se ve invadida por los franceses, con el general Kellerman al frente, en mayo de 1809. Una segunda irrupción de los franceses tuvo lugar en enero de 1810 al mando del general Bonet, ocupando nuevamente la capital del concejo en 1811, hasta junio de 1812, fecha en la que los franceses abandonaron Asturias.

En 1866 fue creado el Juzgado de Primera Instancia en la capital del concejo, luego suprimido y vuelto a instaurar definitivamente en 1895. En 1887, se levantó el edificio de la Casa Consistorial en el lugar que ocupa hoy, ya que anteriormente estaba en la plaza más antigua de la villa, la «Plaza de les Campes», lugar donde se condensaban todas las actividades de La Pola y su concejo. En tal plaza se venía celebrando el mercado de ganados. Así mismo, en ella tenían lugar todas las romerías y las manifestaciones religiosas desde el medioevo hasta el siglo XIX.

Economía

La vida económica de Siero ha estado presidida fundamentalmente por la ganadería y la agricultura. Su fértil territorio producía maíz, habas, escanda, centeno, patatas, legumbres y frutas en abundancia.

Cabe destacar el asentamiento en suelo sierense de molinos harineros, fábricas de curtidos, telares, fábricas de embutidos y de chocolates.

Igualmente merece mención especial en el siglo XIX el descubrimiento y aprovechamiento del carbón, no en vano fue en el municipio sierense donde se realizaron las primeras labores minero-carboníferas de Asturias.

En las últimas décadas de este siglo, Siero ha experimentado un progresivo aumento de su potencial económico, y en concreto de sus actividades mineras (hoy en profunda crisis) e industriales, las cuales han ido convirtiéndose en verdaderas protagonistas de su estructura productiva, sobre todo en detrimento de una actividad agraria que ha quedado arrinconada.

Las alteraciones en su base industrial y su sistema urbano han posibilitado la mejora en el nivel de vida, y, por ende, un aumento en la demanda de servicios, lo que conllevó a un aumento de este sector terciario.

Fuente: Ayuntamiento de Siero (www.ayto-siero.es

 

Mapa de situación del municipio de Siero


 

Siero

Municipios limítrofes con Siero:

Bimenes | Gijón | Langreo | Llanera | Nava | Oviedo | San Martín del Rey Aurelio | Sariego | Villaviciosa

Comarca del Nora


 

Se dice que para prosperar conviene estar en el lugar adecuado en el momento oportuno. Es el caso de una comarca que en las últimas décadas ha pegado el estirón. Ubicada en el mismo centro de Asturias, presume y con razón de sus tradiciones: las numerosas fiestas populares y la rica gastronomía son dos de sus atractivos. No todo va a ser trabajo…

Tres concejos (Siero, Noreña y Llanera) componen este territorio de poco más de 320 m2. A un paso de Oviedo, Gijón, Avilés y las cuencas mineras, la comarca es nudo de comunicaciones de la zona central asturiana.

Los concejos que limitan al norte con la capital asturiana ofrecen al visitante un amplio patrimonio monumental, tanto religioso como civil, lugares de ocio y fiestas populares y un gran número de variadas posibilidades gastronómicas. En estos concejos se pueden hallar también numerosas huellas de asentamientos prehistóricos.

Qué ver

  • Siero Minero y Ruta Minera de Jovellanos.
  • Mercado de ganado.
  • Fiestas de Interés Turístico (Huevos Pintos, El Carmín).
  • Casco Histórico de Noreña, fiesta y actividad de interés turístico (Fiesta del Picadillo y del Sabadiego).
  • Palacios de Llanera.
  • Circuito Fernando Alonso y la Morgal.

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

EuroWeb Media, SL, es el único titular de los derechos de propiedad intelectual e industrial de las fotografías, visitas virtuales y textos que muestra en sus sitios web, ocasionalmente algunos textos pueden pertenecer a otros autores. En consecuencia, no está permitido suprimir, eludir o manipular el aviso de derechos de autor («copyright») y cualesquiera otros datos de identificación de los derechos de EuroWeb Media, S.L. Asimismo está prohibido modificar, copiar, reutilizar, explotar, reproducir, comunicar públicamente, hacer segundas o posteriores publicaciones, cargar archivos, enviar por correo, transmitir, usar, enlazar / linkar, tratar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte las fotografías, visitas virtuales y textos si no se cuenta con la autorización expresa y por escrito de EuroWeb Media, SL. EuroWeb Media, SL siempre publica una obra fotográfica compuesta por un número variable e indeterminado de fotografías que forman un conjunto único, inseparable e inmodificable como se considera en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual española.

Referencia

03330662509 0200000 0333 0333066 129252 0201000 033306625 0201005

Última actualización

17/8/2020